Ironman Zurich 2015

JEh0OhU74Tk2xC-Ee8zdzoRuYQQmSxs1RYIw7GcRKKg

El pasado domingo finalicé mi octavo ironman, tercera vez que lo hacía en Zúrich, lugar donde pienso volver en un tiempo ya que me fascina el país, la zona, y lo tengo bastante a mano todo.

Afrontaba este Ironman en un buen estado de forma, en una temporada francamente buena en la que he podido entrenar más y mejor que en años anteriores y llegaba en un óptimo peso y buena confianza mental.

Los días previos pasaron super bien, sin apenas nervios, todo el protocolo de dorsales, chips, check in, etc lo saldamos rápidamente y hasta pudimos ir a nadar un poco el sábado tarde al lago, pues lo teníamos todo listo con tiempo de sobras.

11264824_10153519407359679_4945371026925626425_n

Por la mañana, pequeño desayuno de leche de coco con trigo sarraceno y un plátano, antes de irnos a boxes, donde dejamos todo listo en las bolsas, hinchamos ruedas y nos dirigimos a las cámaras de salidas, ya que este año se empezaba por oleadas.

Me coloqué muy adelante, entre los 40 primeros, junto a Manolo Calatayud y a Guillem Lladó, y en escasos minutos me ví nadando en el Zúrich see, con mi sailfish rebel y casi 2500 compañeros de viaje.

Las sensaciones nadando fueron francamente buenas y disfruté muchísimo en este sector, marcando un crono de 1h6′, que no es para tirar cohetes, pero que siendo sin neopreno, es de lo mejor que puedo aspirar hoy en día según mi nivel actual.

10945562_10206153266463476_2199298185773133073_n

Una vez transicionado bastante rápido, inicio los primeros kilómetros de llano, con unas sensaciones no demasiado buenas, sin poder mover más de 200 vatios con facilidad, pero sabiendo que esto es muy largo y que poco a poco los km irían calentando ese motor que sabía que acabaría carburando…

Al final de la primera vuelta, ya intuía que el tiempo no estaba siendo demasiado bueno, y que bajar de las 10h sería muy justito, aun no entendía porqué estaba haciendo casi el mismo parcial que hace dos años en un estado de forma muy inferior, pero justo después de ver a mi mujer y a todas las rayo suporters que me levantaron el ánimo, derrapo en una bajada por falta de concentración y me voy contra la acera.

Consigo levantar la rueda de delante, pero la trasera golpea fuertemente contra el bordillo, reventando literalmente el tubular al instante…No me lo podía creer, no he pinchado en los dos últimos años y ha de ser hoy, más que nervioso es que no podía creérmelo, pero la verdad es que no fui lento en cambiarlo y aunque me costó varios intentos de poner el nuevo tufo lite, pude reanudar la marcha en escasos 10’/12’aunque el tubular que llevo de repuesto iba a 6 kilos ya que solo llevaba c02 y sin pegar, cosa que me limitó mucho en las bajadas del resto del circuito.

Rp1Omwh_sYRg6AQiBXR5oBengzG0pzA1BtVsjHw5AgY

Acabé el sector de bici en 5h37′ en una segunda vuelta en la que las sensaciones no mejoraron demasiado y se me pasó por la cabeza retirarme en un par de ocasiones, pero me acordé de que en mi último ironman el DNF estuvo en mi casillero, así que traté de concentrarme en hacer una buena maratón que sinceramente creo que ahora por ahora es mi mejor baza.

Hasta el km 15 fui por debajo de 4’25”, pero cuando las cosas se pusieron serias no fui capaz de llegar a ese umbral de sufrimiento que uno llega cuando tiene la zanahoria delante, ya que veía imposible bajar de las 10h y todo y que mi ritmo de carrera era de 4’40”, paraba y andaba en absolutamente todos los avituallamientos casi 30”, y eso es mucho tiempo…

Finalmente, me salió una maratón en 3h30′ para un total de 10h20′, en mi segundo peor tiempo de los 8 ironmans realizados hasta ahora.

En meta, espero a Paco, y a rememorando a la llegada de Joel Gomez, le pongo la medalla y nos fundimos en un tremendo abrazo, que se va repitiendo con todos y cada uno de los componentes Rayoteam.

11143660_10153535230159679_2597422327404235695_n

Mis compañeros de equipo estuvieron brutales, creando un clima de complicidad entre todos imposible de transmitir con palabras, y justamente por eso, me vuelvo muy feliz de Zurich, con salud, con ilusión y muchas ganas de seguir entrenando y mejorando ya que todo y tener 36 años, creo que estoy en una buena dinámica y tratar de volver a Austria en 2016 para auto arrebatarme mi mmp de 2009.

Next goal Ibiza

Rayo

Quizá también te interese...

1 Response

  1. 27 julio, 2015

    […] Leer más… […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>