Y ahora qué?

IMG_9601

Tras 10 días post Ironman, las sensaciones son extrañas. Entiendo perfectamente el síndrome depresivo post Ironman y en mi caso no lo vivo. Pero… al llevar tantos meses/años detrás de algo,en el momento que lo consigues haces un reset y necesitas volver a posicionarte en el mapa, recuperar tiempo perdido con los tuyos, agradecer con el corazón a los que te han ayudado en el camino y no olvidar a los que te han puesto trabas, ya que gracias a todo eso uno se vuelve fuerte.

El éxito es efímero, y tal y como estás arriba, al día siguiente una lesión te hunde en la más grande miseria, por lo que no voy a sacar pecho para nada. Soy el mismo, el currante, el inconformista, el compañero, el líder de una gran manada de la cual me siento muy orgulloso.

Llevo 10 días casi sin entrenar, solo cositas suaves y cortas para poder matar el gusanillo de deporte. Y aunque iba a descansar 15 días, creo que pospondré el parón hasta después de Terres de l’Ebre, ya que me encantaría ayudar a Jordi Matos y Ricard Marí a ser campeones de Cataluña de media distancia, o como mínimo ponerselo difícil a los que lo pretendan ser. Ellos dos están como un tiro, llenos de energía, y yo… vengo de mi mejor versión, aunque tengo mis dudas de como responderá mi cuerpo tres semanas después del IM, aunque me fascina poder descubrirlo. Nunca he hecho un half tan cerca después de un IM, pero veremos como sale.

Después de Terres de l’Ebre descansaré 15 días y el fin de semana del stage, 5/6/7 mayo volveré a reactivarme como si de una nueva pretemporada fuese, comenzando por 3/4 triatlones sprints, luchando por estar entre los 8 seleccionados para la liga de clubes en Pontevedra donde lucharemos subir a Primera Nacional con Rayoteam, y Osona, un sprint con desnivel donde creo que puedo hacerlo bien y sumar para el equipo.

Un mes de Agosto de volumen, sin pasarnos, con un half Balaguer, donde volveremos a darlo todo por conseguir una buena puntuación por equipos, y ya encaramos la recta final hacia Kona el 14 de Octubre.

Kona…que bonito nombre, tengo una tortuga que se llama así en casa, tuve dos peces, Maui y Kona también, en fín, todavía no he asimilado del todo que voy a participar en el Campeonato de Mundo de Triatlón, que voy a ser protagonista en un ruedo donde tantas y tantas grandes gestas se han producido. Llevo 14 años yéndome a dormir a las tantas, en ese precioso sábado de Octubre, siguiendo a mis amigos, conocidos, profesionales, soñando despierto, y porqué no reconocerlo, llorando de emoción delante del ordenador a las 3 de la mañana con los éxitos de conocidos, y ahora serán mis amigos los que me seguirán a mí desde la distancia.

Creo que desde que llegué de Sudáfrica he llorado un ratico cada día, Ironkids, Under wear run, delfines, tortugas, crossed winds, Pier, Macca, Eneko, Aloha… son palabras que me emocionan solo con oírlas, y aun estoy muy sensible a ello. Tengo 7 meses para acostumbrarme…

No voy a ir a Kona a pasearme, lo tengo claro, tampoco quiero hipotecar el agosto de mi familia, ya he tirado demasiado de la cuerda, buscaremos ese equilibrio para llegar bien, disfrutarlo a tope, y vaciarme ese día sin dejar de disfrutar y hacer a los míos partícipes de ese disfrute.

Serán 7 meses antológicos, donde voy a saborear cada instante, ya que llevo muchos años soñándolo y a veces, si lo sueñas con mucha fuerza, esos sueños se hacen realizad.

Rayokona

enrique-roman-fotografo-videografo-5800

Quizá también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>