Sailfish Costa Brava

El pasado fin de semana nos desplazamos a Sant Pere Pescador, al camping Ballena Alegre para disputar la última carrera antes de viajar a Kona, con muchas ganas de ver a amistades y testearme tras unas buenas últimas semanas de entrenamientos.

Llegamos el viernes a última hora y la verdad es que desde el miércoles, donde completé una gran sesión de 4200+115, cogí un fuerte resfriado que me hizo bajar mucho el pistón y llegar con serias dudas a la carrera del domingo.

Pasamos un sábado maravilloso en el camping, creo que hablé con más gente del mundillo en un día que en el último año entero, pude compartir charlas largas con gente que admiro, como Albert Moreno, Parreño, Luarca, Rancé etc etc y como no, nos juntamos una quincena de rayos más muchísimos acompañantes que hicimos de ese fín de semana una gran fiesta familiar deportiva.

21617806_10155822152234679_3975912481026096895_n

El domingo amaneció con mejores sensaciones, el resfriado menguaba y tras un breve calentamiento, nos lanzamos al agua a por los 1900 metros los cuales no tuve en ningún momento sensación de ir bien, bastante flojera, muchos golpes y sobretodo la niebla que nos cayó, que en mi caso me benefició mucho pues me sabía de memoria las boyas que habían y me oriento bastante bien, pillando un grupo que se había perdido, de echo, ayudandoles a salir del agua pues la canoa estaba más desorientada que la mayoría de triatletas.

21764801_10155823946989679_6544063760556719690_n

Una vez fuera del agua veo a Matos, a Jaime, a Guillem  Lladó, decido no ponerme calcetines y salir a por todas, aunque solo empezar Matos se me va unos metros, Guillem se va con el y a los segundos me pasa Luarca como un cohete, pienso en no se burro y tratar de no mirar vatios e ir absolutamente a tope los 45 km de bici, aunque con lo poco técnico que soy me daba miedo arriesgar con kona en 3 semanas.

Decido lucharlo y es la mejor decisión que he tomado deportivamente hablando en los últimos meses, pues disfruto de una bici espectacular, jugando con mis amigos, dándonos palos, miradas de complicidad, yendo a 39,5 de media en un circuito muy rápido aunque con muchos puntos de parar y arrancar, comprobando de primera mano lo inmenso que está Matos y ver que es lo que he de hacer yo en los futuros años en media distancia, ser mucho más agresivo en bici, pues creo que la tengo.

22045749_10155073322686247_4408405157667152680_n

Tras los 45 km, me despido de Matos y Luarca bromeando que ellos han de dar otra vuelta, y me alegro que ya toque correr, pues llego mejor de lo que esperaba, yendo muy fuerte junto a Guillem Lladó pasando a Roger Camprubí casi en la T2 quien con una burra se ha marcado un bicicletón.

Transiciono muy rápido y sin saber en que posición voy, ni me pongo calcetines aun ser 9,5km a pie, y salgo muy fuerte, saludando a la gente con mucho gas en el cuerpo. Mucho gass pero mi ritmo de ir fuerte es el que es y “solo” soy capaz de ir a 3’40”/km más no tengo y en el km 3 me pasa Roger camprubí como una moto, trato de apretar e irme con el, pero mi motor solo sabe ir a ese ritmo, me cantan justo que vamos sexto y septimo, que corroboro en el punto de giro.

Cada vez veo a Roger más dejos y detrás también amplio distancia con el octavo, por ello regulo un poco y me dedico a disfrutar del momento, de verme fuerte, con energía, pensando en cadera alta, relajar brazos, pasos cortos, no puedo evitar visualizarme el Kona, sufriendo igual pero fluyendo también, evidentemente no a 3’40” pero ojala un minuto/km más lento en el km 34.

21766620_10155823947184679_7872470592994924190_n

Último punto de giro y voy tan feliz que choco la mano a todos los triatletas que me vienen de cara detrás, que ni conozco, pero les agradezco su esfuerzo por haberme apretado para sacar mi mejor versión.

Llego a meta feliz, contento y sigo trotando 3′ más y estoy en el bungalow duchándome, a los 7′ estoy de vuelta a meta cambiado, duchado y animando al resto de amigos del Olímpico y del Half.

Es brutal poder estar todos en el camping y competir dentro de el, el año que viene no fallo a esta cita, con niños, esto es una bendición de formato…

Repasando parciales, veo que he echo un bicicletón, a escasos segundos de todo un gran Albert Moreno, una buena carrera a pie, para no estar jugandome podium y no tener trabajados ritmos altos pues estoy preparando IM, cláramente mi lastre es el agua, algo tendremos que hacer para las temporadas futuras…

Muy contento, afronto los últimos 7 días de entrenamientos antes de irnos a Big Island a cumplir el sueño deportivo de mi vida, ser finisher allí, en la Meca del triatlón.

Rayo

Quizá también te interese...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>